Multicanalidad y diseño adaptativo

La voluntad de las marcas por estar al día hace que, con frecuencia, sus acciones digitales se desarrollen pensando en herramientas, y no en estrategia.

Webs, versiones para móvil y aplicaciones se han ido creando individualmente y por separado. Hay una excusa temporal: las aplicaciones son un fenómeno relativamente nuevo, mientras que las webs ya llevan décadas con nosotros. Pero no subsanar esa asincornía desde la estrategia es un error.

La evolución digital ha hecho que páginas web y aplicaciones se hayan creado como puntos de contacto distintos, en lugar de concebirlas bajo una estrategia de multicanalidad integradora. Desde esta perspectiva, es recomendable pensar en un sólo punto de contacto al que se accede desde distintos soportes. El fondo es la página. La forma, la pantalla utilizada: Ordenador, tableta, teléfono…

En este sentido, me gusta el diseño adaptativo porque tiene en cuenta la experiencia del usuario -que puede llegar al espacio de la marca a través de distintos aparatos- y hace que se lleve una impresión global y uniforme de la marca. Creo que no es de recibo tener una aplicación virguera y al mismo tiempo una página web del año 2003.

Se pueden ver ejemplos muy chulos de diseño adaptado aquí. Cuanto más uniforme sea el contacto con el usuario y menos se le confunda, mejor. Y más sólida será la imagen de la marca.

Sin entrar en tecnicismos un diseño adaptativo permite, entre otros:

  • Optimizar la experiencia de navegación en todas las pantallas
  • Prescindir de hacer adaptaciones para los sistemas operativos (aunque requiere tener en cuenta los navegadores-cliente)
  • Simplificar el proceso de actualización, porque basta con hacer ajustes una vez para que sean visibles a través de todos los soportes
  • Utilizar un sólo cuadro de analítica web

Finalmente, una consideración desde el punto de vista de la sensibilidad hacia el usuario: Dirigirle hacia una versión web adaptada a su pantalla es mejor solución que pedirle que tome tiempo en instalar una aplicación.

No obstante, utilizar algunas funcionalidades (GPS, captura de imagen, acelerómetro, calendario…) puede requerir el desarrollo de una aplicación específica. Si no es el caso, el diseño adaptativo es una alternativa conciliadora entre la imagen de la marca, las pantallas y el usuario.

 

Actualización: En este link podéis ver muchos más ejemplos: http://www.mobify.com/blog/70-stunning-responsive-sites-for-your-inspiration/

Deja un comentario